Cómo hacer aceite de pistachos

Estos días, que tanto tiempo estamos pasando en casa nos hemos vuelto mucho más originales y exigentes en la cocina y nos encanta descubrir nuevas recetas y combinaciones que hasta ahora no habíamos probado.

Una buena forma de conocer nuevos sabores es a través de los aceites aromáticos hechos en casa. Son muy fáciles de preparar, puedes elaborarlos tú mismo ya que solo hace falta aceite de oliva virgen extra (AOVE) y los ingredientes que elijas para darle sabor a la combinación. Pueden ser plantas aromáticas, especias, frutos secos o cualquier elemento natural que se te venga a la cabeza y que pueda aportar sabor e intensidad.

Se nos ocurre un desayuno perfecto de domingo con unas tostadas de pan de avena y unas gotas de aceite de pistacho. ¿Quieres probarlo? Esta combinación te aportará sabor y todos los beneficios de los pistachos concentrados en unas gotas aromáticas y sabrosísimas.

Es importante matizar que que el aceite de pistachos que podemos elaborar en casa no es el mismo conocido como aceite puro de pistacho, que se obtiene mediante el prensado de los pistachos hasta extraer su esencia concentrada en aceite. Lo que nosotros te estamos proponiendo elaborar es un aceite aromático que sirve como aderezo o aliño en cualquier plato.

Una vez más, nos encanta sugerirte a través de nuestro espacio #PistachoLovers consejos para incorporar la ración de pistachos recomendada al día en una dieta equilibrada y saludable. Esperamos que puedas ponerlos en práctica y nos cuentes qué te ha parecido. Hay miles de combinaciones posibles para crear aceites aromatizados sencillos y saludables.

 

Ingredientes para hacer aceite de pistachos

  • 50 gr. de pistachos pelados,
  • 100 gr. de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

 

aceite de oliva
Elaboración  para hacer aceite de pistachos

  • Remojar en un tazón con agua caliente los pistachos pelados durante 10 minutos.
  • Una vez húmedos, ,retirar la piel que los cubre. No pasa nada si quedan pequeñas pieles, las más difíciles de retirar, no se notarán después.
  • Secar muy bien los pistachos, incluso se pueden introducir en el horno a 50-60 °C para que queden bien secos.
  • El siguiente paso es triturar los pistachos. Para ello, se pueden picar con un robot de cocina, una trituradora o a mano con un mortero. Si se trituran con robot, previamente mezclamos en el vaso del robot los pistachos y el aceite. Si se trituran de forma manual, no es necesario mezclarlos al principio, si no cuando ya están picados.
  • En el caso de triturarlos en un mortero, picar hasta obtener un polvo fino que parece una pasta. Una vez obtenida mezclamos con el aceite.
  • Trasladamos la mezcla  del aceite de pistachos a un bote hermético. Bien cerrado y como mínimo lo dejamos reposar 24 horas antes de usarlo, para que el aceite se impregne del sabor del pistacho.

Como conservar el aceite de pistachos

Como todos los aceites aromáticos, el sabor se intensifica cada día que el pistacho está sumergido en el aceite de oliva, por lo tanto es recomendable dejarlo reposar mínimo esas 24-48 horas. Ahora bien, el pistachos puede llegar a oxidarse (cuando está en contacto con el aire) y para evitarlo existen recomendaciones de mantener el aceite en la nevara.

Nosotros sugerimos que permanezca fuera de la nevera, aunque se modifique ligeramente el color verde debido a la posible oxidación de cada vez que abrimos el tarro, pero de esta forma, evitamos introducirlo en la nevera donde sabemos que el aceite sufre modificaciones de textura por el cambio de temperatura.

Como premisa fundamental en la conservación de cualquier aceite, se recomienda guardarlo en un lugar seco y con poca luz para mantenerlo en mejores condiciones durante más tiempo.