¿Sabías todos los beneficios de los frutos secos?

Los frutos secos son alimentos muy saludables ya que aportan un elevado contenido en antioxidantes, fibra y otras sustancias bioactivas que proporcionan una gran valor nutricional. Entre los destacados beneficios de los frutos secos  se ha demostrado que reducen los problemas cardiovasculares y el colesterol conocido como “malo”, contribuyen a la pérdida de peso, fortalecen el sistema óseo y previenen el deterioro cognitivo.

Sabemos que los frutos secos son un grupo de alimentos considerables saludables para nuestro organismo aunque no siempre conocemos los motivos que hacen que esto sea posible, a continuación detallamos los beneficios de los frutos secos y por qué se recomienda su consumo diario.

frutos secos beneficios
Consumir frutos secos a diario

Los frutos secos se encuentran dentro de la pirámide nutricional y se recomienda su consumo moderado a diario, de hecho recientemente han subido posiciones en la nueva pirámide nutricional que presenta la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, Se recomienda su consumo variado diario, y se les considera en el grupo de alimentos de la importante del grupo de lácteos, pescados y carnes blancas, legumbres y huevos.

 Aunque lo primero que deberíamos tener claro es qué es exactamente un fruto seco, a qué familia de alimentos pertenecen y por qué nos proporcionan tantos beneficios. Los frutos secos pertenecen a un grupo genérico de alimentos que son granos, semillas o frutas. Su denominador común es una baja concentración de agua y un elevado contenido en grasas saludables.

​Su alto contenido de grasas pueden frenar a muchos consumidores a su consumo, aunque es importante señalar que los frutos secos aportan más beneficios a la salud que problemas por el exceso de grasa, ya son las denominadas “grasas saludables” siempre y cuando su consumo sea moderado y controlado.

propiedades frutos secos
Beneficios de los frutos secos

Muchos estudios médicos han demostrado que comer una cantidad moderada de frutos secos a diario, en una dieta equilibrada, incrementa los beneficios para nuestra salud debido a sus diferentes componentes bioactivos.

La Fundación Española del Corazón, por ejemplo, afirma que los frutos secos ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL en sangre (lo que conocemos como “colesterol malo”) a la vez que  aumenta el colesterol HDL (lo que conocemos como “colesterol bueno”).

Además de los beneficios específicos para el corazón ayudan a mejorar la circulación de la sangre, refuerzan los huesos, favorecen el crecimiento, previenen la osteoporosis y facilitan el transito digestivo debido a su alto aporte de fibra.

Estos beneficios son aplicables a la versión de los frutos secos sin añadidos, ya sean sales o aceites si se trata de frutos secos fritos. En esos casos se modifican los patrones de consumo saludables y por lo tanto, se incrementa tanto el valor calórico como el contenido graso.

Características nutricionales de los frutos secos

En general los frutos secos comparten una serie de valores nutricionales beneficiosos para nuestra salud que hacen que puedan consumirse a diario, siempre teniendo en cuenta las cantidades recomendadas ya que tienen un alto aporte calórico.

  • Fuente de minerales. Su consumo aporta una serie de minerales en cada ración como magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio.
  • Fuente de vitaminas. Aportan vitamina B1, B3 o folatos. También vitamina E, con carácter antioxidante.
  • Gran aporte de grasas saludables. Poseen un alto contenido en grasas monosaturadas y poliinsaturadas como el ácido oleico, el linoleico (omega 6) y linolénico (omega 3).
  • Fuente de proteína vegetal. Lo que hace que sean altamente recomendables después de realizar ejercicio físico.
  • Alto contenido en fibra. Principalmente insoluble. Contribuyen a regular el tránsito intestinal por lo que son muy recomendables en dietas equilibradas y para bajar peso.
PIstachos pistamed en dos manos

Beneficios de los pistachos

Al resto de beneficios de los frutos secos, los pistachos en concreto, pueden clasificarse además como alimentos proteicolipídi-cos y con una alta cantidad de aminoácidos.

La cantidad de aminoácidos en los diferentes frutos secos es muy variable,  los pistachos, por ejemplo, destacan por que aportan un alto contenido en luteina. Entre las propiedades de este aminoácido sabemos que ayuda a prevenir la acumulación de grasa alrededor de las paredes de las arterias del corazón y los vasos sanguíneos. Otro motivo más que contribuye a a disminuir el colesterol malo.

El alto contenido en fibra de los pistachos, más elevado que el de la mayoría de frutos secos, aumenta el metabolismo y mejora las funciones digestivas del organismo. Una única ración de pistachos aporta un alto porcentaje de la cantidad recomendada de fibra al día.

El hecho que los pistachos tengan cáscara, lo que les diferencia de muchos otros frutos secos, lo convierten en un alimento saciante debido a que tardamos más en consumirlos al tener que pelarlos e invertir más tiempo que con los frutos secos que ya están pelados. Además, inconscientemente vemos las cascaras de los frutos secos que que ya hemos comido y nos damos antes por saciados.