Pistachos en dietas para bajar peso

Ya sabemos que los pistachos son aptos en una dieta equilibrada, en este post queremos recordar que también lo son incluso en las dietas indicadas para bajar peso. Los pistachos son sin duda unos de los frutos secos con mejor sabor, pero aunque para muchos de nosotros parezca solo un aperitivo o snack delicioso, las propiedades que guarda este alimento te animarán a incorporarlo a tu dieta si todavía no lo has hecho. ¿Quieres saber más sobre los pistachos? A continuación te contamos todas sus virtudes y cómo incluirlo en dietas para bajar peso.

La composición nutricional del pistacho es muy interesante, si alguna vez has seguido algún régimen especial o una dieta para bajar de peso y acelerar el metabolismo sabrás que los frutos secos aportan grasas buenas a nuestro organismo y logran saciar el hambre entre comidas, disminuyendo la ansiedad.

Pistachos-aptos-en-dieta-para-perder-peso-II

Ademas, los pistachos en partiuclar, producen un efecto saciante añadido que no aportan otros frutos secos. El hecho de tener que pelar uno a uno, desprendiendo la cascara, conlleva un tiempo que nos obliga a ingerir más lentamente, provocando un consumo más moderado. A esto tenemos que añadir el efecto saciente que produce ver las cáscaras vacias, indicando el número de pistachos que ya hemos comido. Está demostrado que tener a la vista esas cascaras vacías contribuye a comer menos cantidad.

¿Y si te dijéramos que los pistachos pueden ser quema grasas?

Dentro de la familia de los frutos secos, los pistachos son uno de los más saludables y con bajo contenido calórico. Como ya indicábamos en un anterior post; Pistacho el fruto seco quema grasas.

Existe un privilegiado grupo de alimentos que se consideran quema grasas, donde se encuentran las manzanas, los plátanos, las cerezas, los tomates, el apio, los huevos o el marisco. Entre estos alimentos, también se encuentran algunos frutos secos como es el caso del pistacho, son alimentos muy populares en dietas hipocalóricas.

Es importante señalar que nos referimos a pistachos en su estado natural, pistachos sin sal, sin añadidos, sin conservantes ni azúcares.

Que los pistachos sean recomendados a diario, no quiere decir que podamos comerlos en cantidades excesivas y abusivas, si nos excedemos de la ración recomendada, el alimento puede aportar calorías extras arruinando el objetivo de la dieta. Los expertos nutricionales y la propia pirámide nutricional recomiendan una ración diaria no superior a 30 gramos, peso neto, es decir máximo 30 gramos de pistachos pelados sin cascaras.

Pistachos-aptos-en-dieta-para-bajar-peso-III

Calorías por cada 35 gramos

El pistacho sin sal, aporta menos de 100 calorías por cada 35 gramos y en cada ración consigues proteínas, fibras y grasas saludables.

¿Dónde va la grasa del pistacho? Comer pistachos nos ayuda a prevenir el daño coronario, controla los niveles de colesterol y triglicéridos, mejora la circulación, previene la hipertensión arterial y tiene un aporte extra de magnesio, hierro y potasio.

¿Por qué no puede faltar el pistacho en nuestra dieta?

Los pistachos son uno de los protagonistas de la dieta mediterránea, recientemente hemos sabido que además forman parte de la nueva pirámide nutricional de la dieta mediterránea, conocida por el consumo de alimentos frescos y naturales como aceite de oliva, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, vinagre, cereales, pescados, leche y queso, evitando productos industrializados, procesados y precocinados.

Esta dieta también conlleva un estilo de vida saludable, la practica de ejercicio a diario contribuye a mejorar el metabolismo de forma natural y favorece el control de peso.

Además del efecto saciante ya mencionado, los frutos secos son recomendados en las dietas saludables por sus beneficios para salud: prevención de enfermedades cardiovasculares, reducción de la presión arterial y reducción del colesterol total. En definitiva, colaboran en el control del peso de una forma natural y reducen la necesidad de comer en exceso por su aporte vitamínico y de fibra. Sabiendo todo esto, tenemos un poco más claro el motivo por el cual forman parte de todo tipo de dietas, también en las orientadas a perder peso.