¿Por qué debemos comer pistachos tostados sin sal cada día?

Aporte de los pistachos tostados sin sal en la pirámide nutricional

Los pistachos tostados sin sal son sin duda unos de los frutos secos con mejor sabor, pero aunque para muchos de nosotros parezca solo un aperitivo o snack delicioso, las propiedades que guarda este maravilloso alimento te animarán a incorporarlo a tu dieta

La composición nutricional del pistacho tostado sin sal es muy interesante, si has seguido algún régimen especial o una dieta para bajar de peso y acelerar el metabolismo sabes que los frutos secos aportan grasas buenas a nuestro organismo y logran saciar el hambre entre comidas disminuyendo la ansiedad.

Pero no todo es color rosa, si llegas a exceder la dosis recomendada, el alimento puede aportar calorías extras arruinando el objetivo. Pero te tenemos una buena noticia, eso no ocurre cuando comes pistacho.

Los pistachos tostados sin sal aportan menos de 100 calorías por cada 35 gramos y en cada bocado consigues proteína, fibra y grasa saludable ¿A dónde va la grasa del pistacho? Comer pistachos nos ayuda a prevenir el daño coronario, controla los niveles de colesterol y triglicéridos, mejora la circulación, previene la hipertensión arterial y tiene un aporte extra de magnesio, hierro y potasio.

¿Por qué comer pistachos tostados sin sal todos los días?

Definir qué alimentos forman parte de nuestra alimentación diariamente puede parecer sencillo, pero si realmente quieres tener una dieta equilibrada hay alimentos que no puedes dejar fuera, entre ellos los frutos secos y especialmente el pistacho, esta pequeña semilla verde brillante tiene grandes beneficios si se consume a diario.

Pistachos tostados sin sal consumir a diario

Te preguntarás, ¿cómo es posible que sea sano comer pistachos tostados sin sal todos los días? Ciertamente los frutos secos contienen un alto porcentaje de grasa, aspecto que los coloca al margen cuando se sigue una dieta baja en calorías. Sin embargo, el pistacho es portador de grasa saludable y puede resultar beneficioso para nuestro cuerpo.

Al comer pistachos tostados sin sal cada porción tiene un alto contenido de antioxidantes, fibra, selenio, potasio y vitaminas A y C.

Su consumo diario te ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, reduce la presión arterial, mejora la circulación y ayuda a mantener controlado los niveles de colesterol y cuida las arterias del corazón.

Diariamente lo ideal es consumir una cantidad de unos 35 gramos, esta cantidad tiene la composición ideal para acelerar el metabolismo y dar a nuestro sistema digestivo el porcentaje de fibra recomendado.

Como cultivo es posible que los pistachos ecológicos se desarrollen favorablemente en climas semiáridos donde la humedad sea controlada y gocen de veranos largos. En España, la península ibérica, en especial la zona sur, cuenta con una excelente adaptabilidad para este tipo de fruto seco y es factible producir pistachos ecológicos cien por cien orgánicos, como es el caso de nuestras fincas.

Estas cualidades lo hacen idóneo para formar parte de la dieta mediterránea y es un ingrediente muy valorado por los comensales. Comer pistachos tostados sin sal todos los días puede mejorar tu salud y complementar muy bien tu dieta, siempre que se consuma en su estado natural, libre de sal y añadidos, sin aditivos ni conservantes.

¿Por qué no pueden faltar los pistachos en nuestra dieta?

Los pistachos tostados sin sal representa uno de los protagonistas de la dieta mediterránea, conocida por ser sana y cargada de nutrientes, uno de sus principales compuestos es la luteína que cuida las arterias del corazón de acumulación de grasa.

Su árbol frutal comúnmente conocido como pistachero, suele ser muy longevo y crece con facilidad en cultivos ecológicos bajo un clima semidesértico. El Mediterráneo, Asia Central y Medio Oriente son las zonas donde se halla con más abundancia.

El pistacho en España se desarrolla bien en superficie cultivada sin dañar el medio ambiente ni agresión al ecosistema. Incluirlo en nuestra dieta en pocas cantidades puede aportar excelentes beneficios para la salud.